OBRAS COMPLETAS DE ALFONSO VALLEJO

INTRODUCCIÓN

Despues.jpg
Poesía
Poesía
Poesía
 

Introducción al Teatro

“Desde una permanente aspiración a la innovación y la trasgresión estética, el teatro de Alfonso Vallejo esta orientado a una clara superación del realismo, a través de una escritura marcada por la introspección analítica y filosófica. La heterodoxia, el animo de traducir sobre la escena la soledad humana, la heterogeneidad en planteamientos y desarrollos y una estructura definida por el policromatismo (vinculado sin duda a la plástica inducida por su dimensión pictórica) son otros tantos rasgos de su obra dramática. Sus piezas han sido representadas en países como Estados Unidos, Argentina, Méjico, Venezuela, Inglaterra, Alemania, Italia y Polonia, y publicadas en su mayor parte.”

Diccionario Akal de Teatro 1997,

“Alfonso Vallejo, con su proximidad escalofriante a la temática de nuestra sociedad, con su humor, su violencia, su apasionada defensa de la libertad es, claro está, un autor de nuestro tiempo. Alfonso Vallejo, agregando a estos sumandos el color y la tensión de su creativa poética es el autor de nuestro tiempo más calificado para hacer saltar la arriscada coraza del realismo y establecer, al fin, un código de comunicación claro, limpio y eficiente. Nada menos.”

 

“Ya sólo le falta a Vallejo el premio Nobel. El día que se lo den, el mundo entero, salvo su tierra, conocerá divinamente su obra. Aquí, eso esta claro, la sociedad se muere de miedo ante la medicina teatral que quiere administrarle Alfonso Vallejo.”

Enrique Llovet.

"La fuerza de este teatro se halla en su aspecto poético, capacidad de síntesis y expresividad de imágenes. En Vallejo, como en Shakespeare y en Lope de Vega, la poesía alcanza lo visual y lo sonoro, el elemento plástico."

 

Ursula Aszyk.

”Un teatro vigoroso, divertido y atractivo. Se sale del teatro con la impresión de haber chocado con un verdadero escritor.”

Michael Billington. The Guardian.

”Un escritor interesante y lleno de talento.”

Richmond and Twickenham Times.

”Teatro como se ve de altos vuelos"

Ángel Fernández Santos- Diario 16.

”Un escritor que empieza a tener reconocimiento internacional."

Malcom Hay. Time-Out.

”Uno de los grandes autores teatrales."

Diario de Barcelona.

”Una obra fascinante. esto es teatro."

El Nacional. Caracas.

"Al realizar el análisis de la dramaturgia vallejiana hago referencia a los aspectos de la recepción de aquellas obras que han logrado ser representadas. En todas alcanza la universalidad, indagando en lo más profundo y misterioso del hombre como ser individual e irrepetible."

 

"El mundo científico y cultural está en deuda con quien en estos tiempos no propicios para la lírica ha sabido redefinir y renovar el lenguaje poético y ha logrado erigir la fe en la vida en la meta fundamental de la creación.”

 

“Las analogías formales y temáticas con algunas de las corrientes y autores mencionados confieren a su lírica una dimensión de universalidad raramente rastreable en cualquier otro autor español contemporáneo.”

 

“Nos encontramos, por tanto, ante una visión personal del Mundo y del ser, expresada con una de las voces más singulares de la poesía española.

Francisco Gutiérrez Carbajo.

"Alfonso Vallejo, un "autor isla": ... Es el lenguaje, la palabra, la esencia del teatro de Alfonso Vallejo, una palabra poética y cruda, con un humor corrosivo a veces, y unas imágenes que sugieren, en ocasiones, la profesión de médico neurólogo, de un autor que es también poeta y pintor. Es ese viaje a ninguna parte que todos nos espera como único modo de escapar a la sociedad. Es un ritual trágico, un sarcástico descenso a los infiernos, una ceremonia teatral absolutamente moderna en su lenguaje escénico, en su estética, actual en su temática, en la riqueza de su subtexto."

 

María José Ragué. El teatro de fin de milenio en España. Ariel. Barcelona. (1996) p. 194

 

Introducción a la Poesía

"Frente a la dicción escueta y la aparente simplicidad lineal de la escritura poemática más frecuente hoy, se levanta el ímpetu vallejiano en una barroca multiplicidad de disparos simbólicos, ráfagas incesantes de una emocionalidad que se expresa por acumulación. Todo esto nos hace sentir la suya como una personalidad indiferente a la moda, a «lo que se lleva», lo cual es, en principio, un síntoma de autenticidad. Vallejo ha elegido el más arduo modo de realizarse como artista: atender a la propia manera de ser, sin sentirse obligado a torcer o modificar ésta para moldearla sobre las estructuras ajenas de éxito más fácil. De manera que no nos es dable observar aquí nada de lo que hoy podría llamarse «escritura poéticamente correcta», sino escritura fiel exclusivamente a un llamamiento interior."

 

"Yo no encuentro un modo mejor de alcanzar lo que todo poeta pretende: ser el que se es. La diana está ahí. El cazador se dispone a la faena. El resultado es este libro audaz y necesario."

Carlos Bouseño. Sol Azul.

 

"Sintetizando lo dicho, podríamos resumir las preocupaciones poéticas de Alfonso Vallejo en esta enumeración que no presupone ningún orden de preferencias: muerte, surrealismo, naturaleza, tiempo, tremendismo, violencia. Más otro elemento no mencionado, pero presente desde el primer verso hasta el último: una concepción llamémosla biológica del ser humano. El hombre al que se refiere Alfonso Vallejo está obsesionado por un imposible conocimiento: "Es difícil conocer", se afirma en“Fin de siglo y cunde el miedo”.

Desconfianza en las posibilidades de un entendimiento racional; fe, sin embargo, en la aprehensión emocional. "

 

Óscar Pérez Barrero. Fin de siglo y cunde el miedo.

 

"Hay en casi todos sus poemas una mirada de analista, que prende por su agudeza y sinceridad. Una sinceridad que, traducida en imágenes poéticas parece disfraz, pero no lo es en modo alguno. Los poemas de Alfonso Vallejo son tan explícitos como un sueño, después interpretado por el doctor Freud. Me gusta su discurso, su forma de magnificar una ambigüedad que lo abarca todo, como si todo fuera trasparente y explicable. Nada lo es en realidad, pero la poesía nos acerca tanto al corazón de las cosas, que creemos adivinar o presentimos su explicación última. Vallejo aplica la poesía a la explicación de su alma con una misteriosa agudeza, como el que conoce suficientemente el corazón humano, pero no conoce bastante el suyo. Esa lucha de Tobías con el ángel es la última razón del poeta."

 

Francisco Nieva. Claridad en Acción.

 

"La vocación científica y filosófica de la poesía de Alfonso vallejo es el fruto de su constatación de que, aunque parezca que se ha roto el pacto primero entre el mundo y el ser humano, como diría Martín Buber, podrías no ser y eres. Y si científica, metafísica y estadísticamente somos un puro azar, “la verdad, bendito azar”.p.86.

 

“La escritura de Vallejo inaugura con Eternamente a cada instante una nueva época, porque en ella es posible lo imposible...”. p. 88.

 

Francisco Gutiérrez Carbajo. Eternamente a cada instante.

 

“Sin olvidar lo anterior, lo auténtico de la poesía de Alfonso Vallejo es su carácter realmente singular. El estilo de Vallejo es Vallejo, y no se trata de ninguna tautología. Nadie podrá acusar a nuestro autor de no ser auténticamente personal.”.p. 123.

 

“No es el momento de trazar un mapa de la poesía española contemporánea y situar en él la lírica de Vallejo pero es justo y pertinente resaltar que en el rico panorama de nuestros días, caracterizado por una polifonía de voces, la de Alfonso Vallejo es una de las que suenan con más fuerza. A ello ha contribuido, sin duda, el hecho de que se haya atrevido a transitar por territorios hasta ahora insólitos para la poesía, desde la Unidad del Dolor de un hospital hasta la filosofía fenomenológica, desde los intrincados laberintos del cerebro hasta los macro espacios del universo o las microdimensiones de la Física Nuclear. Su indagación por estos variados espacios es un festín para nuestra curiosidad perceptiva y cognitiva.“

 

“El mundo científico y cultural está en deuda con quien en estos tiempos no propicios para la lírica ha sabido redefinir y renovar el lenguaje poético y ha logrado erigir la fe en la vida en la meta fundamental de la creación.”

 

Francisco Gutiérrez Carbajo. Brujulario Astral.

 

"Estamos ante conceptos fundamentales de la neurología y del psicoanálisis, que Vallejo ha incorporado con indudable tino al universo poético: Adivinación, adelantamiento, anticipación, intuición. Inventa, además, el término transconciencia, que supondría un nivel superior de sensación y reconocimiento al que se puede llegar mediante la contemplación, la atención y la purificación interna. Son ahora los predios del misticismo y del budismo."

Francisco Gutiérrez Carbajo. Transconciencia y deseo.

 

“Nos encontramos, por tanto, ante una visión personal del Mundo y del ser, expresada con una de las voces más singulares de la poesía española, y sin otro canon que la propia mirada, con la que el autor “lo ha visto”, y con el instrumento de su potente escritura.”

 

Francisco Gutiérrez Carbajo. Esencia y prerrealidad.

 

“Un día se sabrá apreciar en toda su justa proporción el rigor y la densidad conceptual de la obra de Vallejo y las profundas transformaciones estéticas y expresivas que ha introducido en el plano formal y estilístico. Algunas instancias, entre ellas la Real Academia Española, han reconocido y galardonado con todo merecimiento su obra, pero aún reinan en el universo cultural el aldeanismo, -en el peor sentido del término, el pesebre y el rancho –también en su significado menos positivo y la cicatería. Vallejo sabe, como Séneca, que la persona recta nunca se doblega, y erige –al igual que el gran filósofo Spinoza el ánimo y el “impulso” en algunos de los motores más potentes de su obra.”

 

"Todo ello responde a un orden interior perfectamente trabado y organizado, aunque parezca que cada poesía va a su aire, que cada uno de los minidramas o microrrelatos respondan a un estilo y a un registro distintos. Una vez más, en la obra de Vallejo se instaura en elemento básico: la memoria, el recuerdo de lo que ha vivido. No se trata de una “búsqueda” del tiempo perdido, a lo Proust, sino de la reconstrucción de un diario poético, filosófico y vivencial. En el fondo del ser de Alfonso Vallejo late la necesidad de analizar y definir en qué consiste “este hombre nuevo” que hace falta construir, lejos de tanta hipocresía, tanta estupidez, tanta mentira política, ideológica y cultural.”

 

 

“Un recorrido, por tanto, por todos los caminos de la literatura y de la vida con ritmo, con gracia, con arte, con potencia. Poco o nada se le escapa al oído atento de Vallejo y al ojo penetrante del autor, dotado de una acuidad visual fuera de lo normal. La filosofía, la medicina, los grandes descubrimientos científicos, los modernos sistemas tecnológicos, todo tiene cabida en la poesía de Vallejo, que en cada uno de sus libros no olvida la enseñanza de los clásicos, pero anticipa siempre nuevas fórmulas. Las palabras viejas se cargan de nueva densidad semántica y el lenguaje se tensa como una ballesta y dispara al centro mismo de la diana. A veces el autor intenta que el centro se descentre, busca la provocación y el enfrentamiento dialéctico, pero siempre sabe desvelar, tras las tinieblas y el sopor de la noche, el aire fresco y la luz de la mañana.“

 

Francisco Gutiérrez Carbajo. Fantasia y Sinrazón.

 

“DIMENSIÓN UNIVERSAL DE LA POESÍA DE ALFONSO VALLEJO”

 

Las nuevas tecnologías han roto las fronteras espaciales e incluso temporales, y hoy los fenómenos de toda índole, especialmente los políticos, los culturales y los artísticos adquieren desde el mismo momento de su producción una dimensión global. Esta circunstancia cobra una mayor significación en las obras con vocación de universalidad, como las creaciones de Vallejo, que desde muy pronto se adelantaron a los nuevos tiempos, y, sin perder sus señas de identidad, profundamente españolas, trascendieron de la mediterraneidad al pensamiento germánico, del hispanismo de raíces quevedescas y cervantinas al mundo francés de los poetas malditos, de las construcciones goyescas y valleinclanescas españolas a las profundidades de las literaturas eslavas y a los mejores recursos del arte anglosajón.

 

La poesía de Alfonso Vallejo participa de varias de las preocupaciones y de los procedimientos expresivos de los movimientos poéticos más importantes de la actualidad. Las analogías formales y temáticas con algunas de las corrientes y autores mencionados confieren a su lírica una dimensión de universalidad raramente rastreable en cualquier otro autor español contemporáneo.

 

La incorporación de tales conceptos a su obra no se presenta como algo artificioso y erudito sino como algo sencillamente natural, como algo humano, grandiosamente humano. Esto no significa que detrás de cada poesía no exista un elaborado proceso de construcción sino que Vallejo hace poesía cuando habla, cuando camina y cuando trabaja. Cada acto de Vallejo es un acto poético, porque nunca es un acto repetido, es una incesante “poiesis”, un continuo proceso de creación. Alfonso Vallejo no es el artesano del lenguaje en el sentido de la realización de un oficio meramente mecánico sino en el sentido de convertir cualquier realidad en una pieza poética.

 

Cuando escribe poesía, Alfonso Vallejo sólo puede vivir concentrado en la expresión “natural” de lo que le va sucediendo a él y a la sociedad en la que vive. Por eso, el contenido de sus libros poéticos, igual que sus obras de teatro y su pintura son testimonios de cómo se va inventando su vida, de hora en hora, en el entorno en el que se desenvuelve. Digámoslo una vez más: sus maestros son la vida y la realidad.

 

Por eso hay crónica social, recuerdos, lecturas, imaginaciones, minidramas, microcuentos, espasmos amorosos, referencias clínicas de casos que atiende diariamente, planteamientos críticos de filosofía que permanentemente lee, mordiscos astronómicos, indagaciones metafísicas en el territorio de las creencias, etc.

 

La Ciencia responde siempre a problemas muy concretos, pero el arte crea permanentemente problemas que no se habían formulado antes. La capacidad del cerebro es absolutamente impresionante. De ahí que casi todos sus títulos en poesía estén formulados como títulos filosóficos. “Enigma y Develación” sería un buen ejemplo de ello, así como todos los previos. El comentario de algún académico notable de que la poesía de Vallejo está basada en una reflexión sobre la vida, revela quizá un carácter profundo de la misma. La filosofía es un territorio abierto que se puede abordar perfectamente desde la poesía. Por eso el lenguaje poético puede ser cualquier tipo de discurso que se ajuste a sus objetivos. Lo mismo le pasa a la Psicología, a la Astronomía, la Física, la Medicina, la Historia o la crónica social, etc.

 

Francisco Gutiérrez Carbajo. Enigma y revelación.

 

"Cada una de las obras de Alfonso Vallejo es una enciclopedia condensada. Una síntesis de filosofía, de física, de astronomía, además de una construcción elaborada en los mejores talleres literarios. Una obra sin lindes ni fronteras."

 

"Transvivencia y Plenitud, además de sus componentes literarios y científicos, establece un diálogo con las más importantes corrientes filosóficas contemporáneas. Diálogo de una gran riqueza y complejidad, lúcido y estrictamente necesario, ya que el afán homogeneizador de nuestro tiempo —alentado en parte por las nuevas tecnologías— llega a casi a diluir las diferencias entre las distintas tendencias e incluso entre las diversas individualidades “Transvivencia y plenitud, con su rotundidad semántica, su grandeza estética y su profundidad filosófica, culmina un ciclo pero no cierra nada. Al contrario abre un universo poblado de infinitos mundos, por los que se nos invita a transitar, a aprender y a disfrutar. No se trata, sin embargo, de un libro de autoayuda sino de una obra imprescindible para distinguir —en las diversas trayectorias que traza— entre aquello que en la vida es accesorio y aquello que claramente resulta necesario.”

 

Francisco Gutiérrez Carbajo. Transvivencia y Plenitud.

 

"El de Alfonso Vallejo es un libro renovador de la lengua poética de nuestros días, un cerro-testigo, un libro cuajado, un libro necesario."

 

"La poesía de Alfonso Vallejo es universal por los temas que trata –y trata todos los temas y por la dimensión que les imprime."

 

"Alfonso Vallejo, que es un inmenso poeta, no es un amante de la poesía en abstracto. Le seducen sólo algunos poemas de algunos poetas."

 

"En otro libro hemos situado su poesía en el contexto universal y la hemos considerado como una de las voces más altas. De esto ya hace años y hasta ahora nadie se ha atrevido a refutarnos."

 

"El libro, en fin, es prodigioso. El poeta se nos muestra, con toda sinceridad y desgarro, como un ser sufriente, que para vivir necesita escribir. Y escribe y construye de forma diferente a todos. Su teoría y su práctica poética presentan puntos en común con otras poéticas, pero siempre sobresale en las de nuestro autor, como dirían los estructuralistas, un rasgo diferencial."
 

Francisco Gutiérrez Carbajo. Tiempo, silencio y verdad.

 


"Con Hijos de la ira de Dámaso Alonso presenta muchos puntos en común Tiempo silencio y verdad de Alfonso Vallejo, aunque en él se encuentran influencias de los otros libros citados, de textos de autores extranjeros, de tratados filosóficos y científicos, de relatos periodísticos y de crónicas de la vida cotidiana. El de Alfonso Vallejo es un libro renovador de la lenguapoética de nuestros días, un cerro-testigo, un libro cuajado, un libro necesario.

No encontramos en ningún otro creador indagaciones tan atinadas en asuntos tan complejos como el de lo real, lo físico, la materia, el tiempo, el yo."

 

"Este libro, como la totalidad de su obra, es una construcción realizada con rabia, con temblor y sin temor, con tensión, con zarpazos a la realidad, siempre atinados y oportunos. Vallejo es una fuerza de la naturaleza, un volcán, un presocrático. Un autor que está en contacto directo con la tierra, con el aire, con el agua,con el fuego, y todo lo convierte en materia poética."

 

Francisco Gutiérrez Carbajo. La luz y la oscuridad.

 

"Alfonso Vallejo es un creador de mundos, un creador de palabras y de imágenes. Cada nuevo término que crea es no solamente un elemento original que incorpora al idioma sino también una nueva noción con la que enriquece nuestro universo conceptual. Los escritores son creadores de mundos reales y simbólicos, y los creadores geniales son aquellos que –interrogándose, admirándose y proponiendo una constante fe de vida saben añadir una realidad nueva a lo real."

 

"En síntesis, este libro de libros que es Utopía y realidad nos reafirma en la creencia de que somos mucho más de lo que nos imaginamos. Gracias a su lectura comprobamos que este caudal lo tenemos dentro de nosotros mismos, que es algo heredado, que no tiene nada que ver con el pobre mundo exclusivamente racional en el que a veces nos desenvolvemos. Todo ello supone practicar cortes epistemológicos y giros hermenéuticos, marcarse retos y conseguir avances, con una conciencia clara de la importancia de la razón pero también de las limitaciones del exclusivo mundo cognitivo. Trabajar y crear de este modo supone como en el caso de Alfonso Vallejo, la posesión de un conocimiento privilegiado de lo que es el mundo, la ciencia y el arte. No hay nada más grande, bello, ni verdadero."

 

Francisco Gutiérrez Carbajo. Utopía y realidad.

 

"Autenticidad, verdad, belleza, ritmo son algunas de las notas que componen esta maravillosa sinfonía que es el poemario Ser, cerebro y realidad. Cuando creíamos que ya había llegado a un punto difícilmente superable con La luz y la oscuridad, Vallejo asciende un escalón más y nos hace subir a una cumbre más alta. Una cumbre entre las cumbres, eso es Ser, cerebro y realidad."

 

Francisco Gutiérrez Carbajo. Ser, cerebro y realidad.

 

"Sin principio ni final es un libro distinto y único no sólo en el contexto de la poesía española sino en el de la cultura occidental."

 

"Los poemas de este libro siguen la línea de progresión vallejiana, siempre ascendente, constantemente abriendo frentes, demostrando una vez más que el autor más solitario de la literatura española es el más solidario con todo y el más atento a todo, el que ha abierto para la poesía española horizontes hasta ahora insospechados."


Francisco Gutiérrez Carbajo. Sin principio ni final.

 

"Estoy deslumbrado por "Sin principio ni final". Por todos los bosones, los amores del oxigeno y el hidrógeno - ¿o sólo se gustelaban? -, por las flores que tomen el mando en abril, por todo lo nodigital, por el queso llorón y no don Platón, por el cielo que azuleaba a quien quería vivir, y por la verdad y la libertad."

 

Emilio Lledó.

 

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-youtube

© 2019 by Novtiz Consultoría e Informática. publicaciones@publicacionesnovtiz.es